Buscar este blog

domingo, 7 de noviembre de 2010

NO HAY TIEMPO: LA EFICACIA COMO NORMA EN EL SECTOR TURISTICO ESPAÑOL





Estimados lectores

Escribo este artículo, a raíz de un debate abierto por el último e interesante e-book de “Hosteltur” planteando la siguiente pregunta en referencia a las múltiples plataformas tecnológicas, webs, y estrategas on-line, que las diversas administraciones, comunidades autónomas o asociaciones llevan desarrollando desde hace uno o dos años.

La pregunta en cuestión es ¿Inversión de futuro o gasto innecesario?

Que hay que utilizar la tecnología para buscar la competitividad en el sector, más especialmente cuando estamos totalmente inmersos en la “revolucion web” , no es un paradigma nuevo, ya viene reflejado en el plan estratégico “Turismo 2020” y posiblemente sea uno de los argumentos más usados en la ingente cantidad de eventos, ponencias, cursos y proyectos relacionados con tecnología y competitividad, que están surgiendo en este país desde hace unos años. Me gustaría disponer de un análisis completo al respecto, aunque apostaría a que en los últimos cinco años, cuanto menos se han triplicado.

El fenómeno 2.0 y las redes sociales, afectan especialmente al turismo como hecho experiencial, intangible y altamente necesitado de innovación de forma continua, y de adaptación a las “nuevas normas del mercado; a su multiplicada complejidad en la distribución, y a la adaptación, también continua , a lo que la comunicación entre clientes sobre turismo ( o el “poder de las opiniones”) requiere de nosotros.

Esta nueva realidad asentada sobre el fenómeno Internet,ha dotado al cliente, en un esquema de Porter, del mayor poder de negociación del que nunca ha disfrutado en este sector, lo cual requiere un cambio profundo en las normas del juego para quienes construimos el sector, desde el camarero, hasta el CEO de una importante multinacional….

¿Inversión de futuro? Sin duda!! Es tiempo de coordinarse, y ya no solo entre las administraciones y el sector privado, la eterna frase, sino entre empresas, entre administraciones, contando con la implicación del cliente de una forma multidireccional,… si el cliente quiere ajo, la administración ha de saberlo, preguntar a otras administraciones y empresas sobre la mejor forma de servir el ajo , las empresas deben debatir sobre las posibles texturas del ajo, y el cliente, debe participar en todo ese proceso, para poder ofrecer el mejor ajo del mundo… Una España con los mejores ajos del mundo, dinámicos, y en constante evolución.

En este contexto, sí es necesario que las administraciones, empresas publicas y privadas se impliquen en el nuevo contexto de una forma muy activa, y aunque solo sea por la demostrada consciencia que nos inunda a todos sobre este tema, la imperiosa necesidad de desarrollar tecnologías que nos ayude a responder rápidamente a los cambios necesarios en el ajo servido, diría que es inversión necesaria, y un camino que no debemos abandonar. De hecho, me alegro de que desde cada fuente, se intente hacer algo en este sentido… mucho peor sería si esta consciencia colectiva, no nos hubiese perneado la piel y despertado el ímpetu por actuar, por reaccionar, por planificar mejores herramientas de colaboración y desarrollo…

Otra cuestión es lo que se consigue finalmente o no, con estas “inversiones”…¿1 millón de euros por un portal? Si realmente ayuda a que todas las empresas y organizaciones de un destino, aprendan a coordinarse, tengan acceso al conocimiento colectivo y se sumegan activamente en un proceso de innovación y competitividad, es barato.. si no es así, es carisimo, porque con ese dinero, se podrían haber hecho muchas otras cosas más eficientes… este es el aprendizaje al preguntarnos si es realmente una inversión o no…

En mi opinión, la cuestión determínate que inclina la balanza, y aquí lamento si no soy del todo políticamente correcto, es que existen unas máximas, unas herencias concretas, un “es lo que hay” , que no detallaré para no abrir ampollas a quien no las merezca , que nos hacen plantearnos, precisamente, la misma pregunta que nos lanza Hosteltur al sector…

¿Cuánto dices que vale esta pagina web?? ¿Cuántas plataformas hay para hacer lo mismo? , ¿ Se podría articular todo de una forma más eficiente?… estas preguntas me recuerdan a mis años de estudiante en turismo, en los que no terminaba de entender, inocente de mi en aquel tiempo, por que, si un municipio costero desarrollaba un puerto deportivo y un campo de golf, el de al lado, el siguiente y el siguiente, querían exactamente lo mismo… ¿ no seria más inteligente complementarse y desarrollar una “mancomunidad turística”? un cluster de municipios que entre todos pudiesen coopetir con otras zonas mediterráneas??.. claro, los beneficios, la política y quien se enriquecía y quien no, eran cuestiones decisivas en el kit de la cuestión… y esto es algo que por desgracia sigue existiendo, incluso cuando ya no tenemos tiempo para infeciencias, si queremos construir un país turístico realmente competitivo, en un contexto el que los nuevos destinos cada vez se desarrollan más rápido, los tour operadores buscan destinos con más potencial de desarrollo y beneficios, y el cliente, mucho más experto y poderoso, puede elegir entre una inmensa cantidad de opciones, antes que la nuestra …



Lo que me gustaría transmitir en este post, es que ya no tenemos tiempo para ser ineficientes, en ninguno de los eslabones que construyen nuestra competitividad turística… ya no es tiempo de ir de comidas protocolarias sin conclusiones ni acciones concretas, ni de salir en la foto si no es porque se ha hecho algo realmente especial para la competitividad del destino o el país… no hay tiempo para pensar en la reelección o en mantenerse en un puesto, a costa de proyectos que se saben infecientes desde el principio, cuando existen técnicas y estrategias altamente eficientes que adoptar, (quienes me conocéis sabéis de lo que hablo…), y muchas otras acciones, en ocasiones bastante rocambolescas, que nos podríamos ahorrar…

Amigos del sector, quizá alguno siga llamándome iluso, lo entiendo, pero miremos hacia dentro de nosotros mismos…¿Dónde reside la innovación? ¿ Cuales son los pasos a tomar? ¿ Como se cambian las realidades…? … muchos de vosotros estaréis haciendo gestos asertivos al leer estas líneas, conocedores de ese “es lo que hay” del que hablamos… pero si queremos un sector turístico basado realmente en la innovación con mayúsculas, en la cooperación, en la eficiencia y en el perfeccionamiento y la mejora continua sostenible en el horizonte 2020, no queremos un país en el que la frase “es lo que hay” este en la boca de ninguno de nosotros…

Pensadlo….

Muchos salu2.0

David Vicent.